Herbert Tichy


Herbert Tichy

Herbert Tichy

Estudiante de Geología, abrió al azar un libro del explorador Sven Hedin. Aparecía una cima pelada cubierta por un glaciar. Se prometió que la vería con sus propios ojos, y se embarcó hacia la India. Recorrió Cachemira y el Hindu Kush en su “diablo apestoso”, como los afganos denominaban su motocicleta.

En 1935, aburrido de su vida como estudiante y con apenas 23 años, Tichy viaja en motocicleta desde su Viena natal hasta la India, pasando por el TíbetBirmania y Afganistán. De este viaje nace su primer libro, llamado Hacia el trono de los dioses, en el que describe sus aventuras por el Hindu Kush, el Himalaya, Bombay, Delhi, Kabul, Cachemira, Birmania y el sur del Tíbet, que recorre disfrazado de peregrino indio.

Otra obra suya muy interesante, ya que transcurre en la India de los primeros años 50 del siglo XX, es La metamorfosis de la flor de loto, en la que describe el ambiente politíco y social de la recién estrenada India independiente.

Se acercó a Birmania, cruzó el Himalaya a pie, atacó la ascensión al Gurla Mandatha hasta alcanzar los 7.200 metros, se adentró por el reino prohibido del Tíbet disfrazado de peregrino indio.

Herbert Tichy afirmó que amaba más la vida cuanto más grande y peligrosa se le hacía. Este libro, escrito a finales de la década de 1930, da fe de ello, de su colosal amor por las gentes y los paisajes que visitó, y de su sutil sentido del humor.

El autor

HERBERT TICHY (VIENA, 1912 – 1987), geólogo, escritor y viajero, se sintió atraído por los espacios en blanco de los mapas. acabados de cumplir los veinte años, fue a Bombay en motocicleta. Dos años después, con la excusa de recoger material para su tesis doctoral, recorrió media Asia, a pie y en moto, aventura que relata el presente volumen. antes de la Segunda Guerra  Mundial aún tuvo tiempo para visitar Alaska.
Entre otros, formó parte de la primera cordada que coronó al Cho Oyu (8.201 m), en una expedición ligera que dejó en ridículo las multitudinarias campañas que se estilaban en la época.

El mundo le pareció grande y hermoso, y lo plasmó en decenas de libros. Publicó narraciones para niños, una docena de relatos de viajes, tres novelas, y varias obras de divulgación de temas tan diversos como la arqueología, el pensamiento oriental y la geografía.

Herbert Tichy
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario