La ruta de “La Nueve”: retazos de Historia sobre dos ruedas


Por Fernando Retor.

Después de dos días de paliza, muchos kilómetros y muchas horas de asfalto estamos muy cerca del inicio de nuestro objetivo, la que he llamado “La ruta de La Nueve”.

Ayer hicimos 650 kilómetros de Valladolid hasta pasado Burdeos, como siempre, la salida se demoró en exceso y salimos dos horas más tarde de lo previsto (16h00), este retraso provocó que hiciéramos la mayoría de la etapa sin la luz del sol. Por suerte la temperatura se olvidó de la fecha en la que estamos y no bajó mucho.

Bien pronto nos pusimos en marcha, el día amanecía un poco nuboso y fresco, pero en seguida el sol impuso su voluntad y no se dejó quitar el sitio hasta las 17h45.

Hoy ha sido otro día de aproximación a las playas normandas, por lo que hemos decidido parar lo justo e imprescindible con el fin de llegar pronto a Avranches, desde donde escribo estas líneas, y poder descansar, mañana madrugaremos para aprovechar todas las horas de luz disponibles.

La previsión es de lluvia, si se cumple la amenaza, será una lástima, he esperado muchos años hasta que por fin se ha dado la posibilidad de venir a visitar este lugar cargado de historia y sangre.

Río Mayene, en Pruillè


Aquí se inició el fin de la locura nazi, el desembarco de Normandía junto con la derrota de los alemanes en Stalingrado, un año antes en el frente oriental, fueron las batallas que pararon el avance alemán en la 2ª  Guerra Mundial.


Desde niño me ha interesado y apasionado la historia de la 2ª Guerra Mundial, siempre soñé con poder dedicar unos minutos, sentado frente a las playas de Utah y Omaha,  a recordar e imaginar el horror que debieron sufrir los miles de soldados, en su mayoría jovencitos de apenas 19 años frente al fuego enemigo en condiciones de vulnerabilidad total.

La mayoría de nosotros hemos visto la película “Salvar al soldado Ryan”, y el que no lo haya hecho, que por lo menos vea la primera media hora, no tendrá que imaginar aquel momento en el que los soldados intentaban llegar a tierra en las lanchas anfibias. Las escenas son de una realidad brutal.

Cuando conocí la historia de la compañía “La Nueve”, no dudé que tarde o temprano la convertiría en una ruta en moto intentando seguir el itinerario que describieron en su avance desde la playa de Utah hasta la plaza del ayuntamiento en París, convirtiéndose en las primeras tropas en entrar en la capital francesa el día de su liberación, detalle este que “La historia francesa” ignoró por completo hasta el año 2004, año en el que al ayuntamiento de París rindió un merecido homenaje a los republicanos españoles que formaban La Nueve, integrada en el ejército libre francés.


No solo es la historia francesa la que “olvidó” a aquellos combatientes españoles, en nuestro país tampoco se ha sabido de ellos, como era de esperar, la dictadura de Franco ocultaba las gestas del bando contrario, pero es que en nuestros días tampoco se dan a conocer, me resulta extraño que ningún director español no se haya interesado en llevarlo al cine, si esto de La Nueve lo coge Spielberg, se forra.

Las siamesas


10-11-2011

Pasamos la noche en Avranches, en las fechas que estamos no disponemos de muchas horas de luz, por lo que nos toca madrugar para aprovecharlas.

En noviembre y estando en Normandía no podemos esperar buen tiempo, pero a pesar de comenzar la jornada con el cielo gris y el asfalto húmedo, a media mañana el astro rey se encarga de embellecer los verdes y calmados paisajes normandos.

Temperatura ideal para montar en moto,  damos al arranque y como siempre, las burritas se ponen en marcha sin rechistar.

Nuestro destino es el inicio de la ruta que nos  ha traído hasta aquí, la playa de Utah, pero antes no podía dejar pasar la oportunidad de acercarnos a la zona de Omaha Beach, no disponemos de mucho tiempo para visitar esta zona, de hecho esta escapada de nuestra ruta principal provocará que andemos a matacaballo el resto del día.

Cuando todavía la luna está presente en lo alto del cielo, llegamos a Longues Sur Mer, aquí se conservan algunas baterías con cañones originales.


El cementerio alemán de La Cambe, cerca de Bayeux, es el primer lugar que visitamos, es sobrecogedor, aquí yacen más de 21000 soldados, aunque en esta terrible guerra eran el bando enemigo, los que fueron en contra de la libertad, en silencio, entre las tumbas de tantos miles, no puedo evitar pensar que la gran mayoría de ellos, eran jóvenes con los mismos miedos y sufrimientos, que no querrían haber estado en esa situación y obligados por el momento histórico que les tocó vivir.

Muy cerca está el cementerio americano de la playa de Omaha, contrasta con el alemán, no por ser más………….. no se encontrar la palabra………………más monumental, es menos sobrecogedor. 25000 personas que vinieron a luchar contra el régimen nazi y perdieron sus vidas merecen el mayor de los respetos.

Nos hubiese gustado visitar más lugares, pero estamos impacientes por comenzar el recorrido de La Nueve en la playa de Utah y hacia allá nos dirigimos.

Encontramos la playa con bajamar, es enorme con una llanura muy extensa, no lo comprobamos, pero da la impresión de tener que introducirse muchos metros hacia el mar para que cubra apenas por las rodillas. La calma y el silencio es total, solamente interrumpidos por el chiar de las gaviotas.

Estamos en Utah Beach, justo detrás del monumento a la 2ª División Blindada de Leclerc, a la que pertenecía la compañía nueve. El 30 de Julio 1944, después de largos días de espera para ser movilizados,parten del puerto Southampton. El 4 de agosto , al fín, desembarcaron al ritmo de “la cucaracha”, canto burlón por la lentitud con la que se estaba produciendo la operación de se desembarco.

Parte de la división 2ª D.B. entró enseguida en combate en apoyo de tropas americanas. La nueve se mantuvo en la reserva, no entraría en combate hasta días después.



En su recorrido Sainte Mere d´Eglise fue la primera población de paso. En este pueblo tuvo lugar el famoso incidente, llevado en varias ocasiones al cine, John Steel, paracaidista americano quedó colgado de la torre de la iglesia suspendido y sujeto por su paracaídas. En recuerdo de aquel momento se puede ver la figura de un soldado colgada.

El pequeño pueblo de Vesly, Coutances, Fougeres y Laval fueron lugares de paso de la compañía de españoles. Avanzaban posiciones, hacia el sur,  impacientes por entrar en batalla.

Catedral de Coutances, junto al ayuntamiento

Monumento a Patton, en la plaza puesta en su nombre en Avranches, primera ciudad liberada.

Así verían los españoles de La Nueve, El Mount Saint Michel desde Avranches

Castillo de Fougeres

En la última de estas poblaciones, Laval,  es donde caemos en la emboscada que nos prepara  la noche y no nos queda más remedio que buscar cobijo para descansar.

 11-11-2011

No conocía Normandía, tenía la imagen de las playas de arena y las carreteras entre altos setos, supongo que grabadas subliminalmente en mi memoria, después de ver muchas películas bélicas sobre el desembarco del día D.

El paisaje normando incita a la calma, a la reflexión, no me sugiere actividad alguna, si acaso, pasear, solo pasear. Los prados verdes y los bosques teñidos de ocres por el otoño piden descanso, relajación, esto no me suele pasar, soy persona físicamente muy activa pero Normandía me ha “domado” como doma un vaquero americano a un caballo salvaje.

Estamos recorriendo esta región con las “burritas” a ritmo suave, como es habitual en mi, estoy seguro de que si mi moto no fuera una sencilla 125 y pilotara sobre una de las grandes trail ruteras de 100Cv, mi velocidad sería la misma.

Disponemos de  pocos días para recorrer Normandía buscando el rastro de La Nueve, no tenemos tiempo que perder, aún así, cuando equivocamos una dirección, una carretera, no importa, ese error nos descubre otro paraje relajante que disfrutar desde la moto.

Quiero imaginar que nuestros combatientes ignorados por la historia, a pesar de encontrarse atrapados dentro de la barbarie de una guerra, tenían tiempo de disfrutar de la calma y belleza serena de estas tierras.

IMG 6050


Puesto de mando de Leclerc en Alençon

IMG 6056


LECLERC Y SUS TROPAS EN ALE+ºON

La compañía nueve, integrada en la 2ª División blindada del General Leclerc, estaba compuesta por 150 veteranos soldados, prácticamente todos españoles. Tenían muy buena reputación, considerada como una de las mejores  compañías de la División., su motivación y experiencia en combate en la guerra civil les daba un valor añadido por encima del resto. Luchaban contra el fascismo con la esperanza de que tras derrotar a los alemanes lo harían contra la dictadura de Franco apoyados por los aliados y así poder volver a su país.

La toma de un puente sobre el río Sarthe favorece la liberación de Alençon, esta sería la primera ciudad liberada por la división de Leclerc el 12 de agosto. La toma de Alençon abriría el paso para que la 2ª D. B. de Leclerc participase en una de las operaciones más importantes de toda la guerra, la bolsa de Falaise, que provocará el derrumbe alemán en Francia.

IMG 5988

IMG 5982


Castillo de Guillermo el Conquistador en Falaise

IMG 5999


Memorial Mont Ormel, lugar donde transcurrieron combates en la bolsa de Falaise

IMG 6038

IMG 6014

IMG 6033


La iglesia bombardeada

Al día siguiente entran a la carga en Ecouché, tendrán los más duros combates hasta el momento, aseguran posiciones y el día 14 su peor enemigo no serán los alemanes, la aviación americana, erróneamente, abre fuego sobre ellos. El día 18 tras un desesperado contraataque comandado por el capitán Dronne consiguen tomar la ciudad junto a tropas británicas. La operación es un éxito pero siete de los nuestros pierden la vida.

Uno de los retos de nuestro viaje era encontrar las tumbas de los que murieron en combate en Ecouché, iba a ser difícil, fueron enterrados en el cementerio de esta localidad, pero en los años 60 fueron reubicados y no teníamos muy claro donde..

Por suerte, conseguimos encontrarlas, en una lápida vemos los nombres de varios soldados, entre ellos los nombres de Constant Pujol, Manuel Sánchez, Ruiz del Águila, J. Reinaldos y Roberto Helio.

Permanecemos frente a la tumba en silencio con el máximo de los respetos, es un momento emocionante en el que sobran las palabras.

IMG 6022

IMG 6018

317428 1601857103578 1750606331 825438 1926043495 N


Ecouché bombardeado

Después de cinco días de descanso en Ecouché, tal como hicieran ellos nos dirigimos hacia París, casi 200 kilómetros en los que la niebla toma el mando de las operaciones, no nos queda mas remedio que acatar sus condiciones, la temperatura baja rápidamente, la noche hacho su aparición complicandolo todo un poco más, según nos acercamos a la capital francesa el tráfico se va congestionando y conducir una moto en esas condiciones se hace peligroso. Lo inteligente  hubiese sido parar a dormir de camino, pero teníamos una cita con Robert Coale, profesor de la Universidad de París, hispanista y la persona que más sabe de La Nueve.

A pesar de todo llegamos puntuales a un bar de una calle de Montmartre. Las horas que pasamos escuchando la ponencia que nos brinda el profesor son sencillamente fantásticas, un lujo irrepetible. En marzo nos volveremos a ver, esta vez en España.

IMG 6064

 23-11-2011

París, verano de 2004. Tarde, muy tarde el ayuntamiento de la capital francesa rinde un merecido homenaje a los republicanos españoles que protagonizaron aquel momento histórico de la liberación de París.

Por fin, la historia francesa reconoce lo que era una evidencia, pero que en aquellos momentos convino obviar para fomentar el orgullo y la moral del pueblo francés a costa de robar la gloria de su gesta a los combatientes de La Nueve.

Pero no voy a criticar en exceso la actitud francesa, la española va todavía con más retraso, cuarenta años de dictadura  casi consiguen ocultar este hecho que constituyó una de las más románticas gestas de la 2ª Guerra Mundial.


No madrugamos, hoy no tenemos prisa, disponemos de tiempo para recorrer el camino que siguieron los miembros de La Nueve en su, podría decirse, temeraria incursión por las calles de París hasta el Hotel de Ville.

12 placas conmemorativas, en algunos casos nada fáciles de encontrar, señalan el itinerario a seguir.La primera la encontramos muy cerca de la Puerta de Italia, lugar por donde entraron y la última en un edificio administrativo frente al ayuntamiento.

Primera y última placa


Mejor que contar nuestra particular liberación de París, os pongo un extracto basado en los “Carnets de Route” del capitán Raymond Dronne que amablemente me ha facilitado la Asociación Histórico-Cultural Los Cosacos de La Nueve.

HACIA PARÍS

“La Nueve, junto a otras unidades de su División, sale de la localidad de Limours a las 7 hs. Del 24 de agosto de 1944 en dirección a París.

A las 8 hs. encuentran la primera resistencia ante Longjumeau. Una sección de La Nueve con el apoyo de su inseparable 501º Regimiento de Carros de Combate se encarga del asunto.

A mediodía se llega al suburbio de Antony y allí se reanuda la lucha. La columna encuentra fuerte resistencia frente a la prisión de Fresnes y se entabla un duro combate.

Los habitantes de las poblaciones se vuelcan imprudentemente en recibir a las tropas. El enemigo todavía combate sobre la ruta y se producen bajas entre los civiles.

El lugarteniente Granell se encuentra directamente con el jefe de la 2ª División Blindada, el general Leclerc, le pregunta  por el capitán y el español le responde que marcha detrás. Cuando llega Dronne, Leclerc le ordena que marche a París con lo que tenga a mano, imagina el efecto que la llegada de la columna puede tener en la moral del pueblo parisino sublevado, y sabe que es necesario que la 2ª D.B. entre en París antes que los americanos.

El capitán Dronne (izquierda) hablando con Leclerc

LA LEYENDA DE LA NUEVE

Son las 20h45 cuando se alcanza la parisina Puerta de Italia. En ese momento la plaza se encuentra llena de personas que, al escuchar el estruendo de los vehículos, huye aterrada pensando que son alemanes. De pronto alguien grita: “Son americanos” y las tropas se ven rodeadas de una muchedumbre que. Literalmente, enloquece al grito de: “Los franceses, son los franceses”, al comprobar su verdadera identidad.

Dronne duda hacia donde ir, resuelve dirigirse al ayuntamiento. El Hotel de Ville, ha sido punto neurálgico en todas las insurrecciones acaecidas en París. El capitán se pregunta por el itinerario a seguir, entonces aparece en escena, subido a una motocicleta, el armenio Dikran que se ofrece como guía hasta el nuevo objetivo.

Cruzando el puente de Austerlitz

Los vehículos se lanzan tras la motocicleta, cruzan el Sena por el puente de Austertlitz, por fin, a las 21h22 se detienen ante el ayuntamiento y transmiten  un mensaje por radio: “Misión cumplida, estamos ante el Hotel de Ville”.

Entonces las campanas de París comienzan a sonar. La noche transcurrirá en una calma expectante.

En la oscuridad se puede escuchar en un lateral del ayuntamiento a un grupo de hombres cantar “¡Ay Carmela, ay Carmela!”.

El 25 de agosto el grueso de la 2ª DB entra en París y se despliega por la ciudad eliminando los focos de resistencia alemana. La Nueve combate en la rue du Temple limpiando la central telefónica, donde es gravemente herido el sargento Elías.

Al día siguiente De Gaulle escenifica su gran momento histórico descendiendo por los Campos Eliseos, el honor de escoltar el cortejo corresponde a La Nueve por haber sido la primera en entrar en la capital de Francia.”

Ángel y yo, también conseguimos alcanzar la fachada del ayuntamiento, es el final de nuestra ruta “La Nueve”, tengo una sensación extraña, nostalgia y melancolía al pensar en aquellos valientes que luchaban contra el nazismo con la esperanza de pronto comenzar la lucha contra la dictadura de Franco, un deseo que nunca llegaría a cumplirse. Vaya desde aquí este pequeño homenaje.

Las siguientes dos fotos están tomadas en el mismo lugar, pero separadas por 67 años. El sargento Gualda,jefe del half-track Madrid.

Para poner en marcha este proyecto no me movieron motivaciones políticas, por supuesto influyó mucho la simpatía por los que luchaban contra el nazismo y a favor de la libertad, pero, sobre todo, me movieron motivos históricos, la curiosidad y el interés por visitar los lugares donde ocurrieron los hechos.

Quería hacer una especial mención y todo mi agradecimiento a la Asociación Histórico-Cultural Los Cosacos de La Nueve por facilitarnos toda la información necesaria y estar siempre dispuestos para aclarar nuestras dudas. Para el que quiera conocer más acerca de La Nueve, aconsejo visitar su web: www.lanueve.net.

Un millón de gracias para Robert Coale, esperto en La Nueve y una persona muy agradable, que tuvo la deferencia de recibirnos y pasar unas horas con nosotros dándonos una clase magistral. Espero que podamos vernos en marzo.

A Ángel, de Interfolio, por su compañía, por hacer más especiales esas horas sobre las Derbi y por su labor de documentación para este viaje.

Y, por supuesto doy  gracias a mis ángeles de la guardia, esos que están ahí cuando hace falta GIVI IBÉRICA, PIAGGIO/DERBI, HEBO, SOLOMOTO, EXPLORAMOTO, RSV FACTORY e ITCA PRORACING.

La ruta de “La Nueve”: retazos de Historia sobre dos ruedas
5 (100%) 4 votes

Deja un comentario