Desafío Europa 2010 (III): la Toscana


Por Iñaki Santiso.

(© de las fotografías y el texto: Iñaki Santiso)

Día 17 de mayo Florencia

Ya estamos a día 17, nos hemos saltado uno, pero es que lo hemos pasado entero en el barco.

Después de dejar las maletas y descansar un poco en el bungalow, nos vamos a nuestra primera visita, Florencia.

Las carreteras de la Toscana son espectaculares, con un verde frondoso que por momento cubre la carretera y con un olor especial. En toda la zona, existen viñedos, olivos, laurel, salvia, orégano, hierbabuena y toda esta mezcla de olores se aprecia en toda la zona, vayas por donde vayas.

 

Fisole, en la cima está el camping
 Fiesole, en la cima esta el camping

 

 

Las carreteras Toscanas, espectaculares

Nos adentramos en Florencia, la ciudad es un poco caótica en cuanto al trafico se refiere. Es un poco parecida a Roma, aunque muy de lejos, Roma se lleva la medalla de Oro con diploma en cuanto a caos.

Intentamos aparcar en el centro pero esta todo a reventar y eso que en Italia esta lleno de zonas de parking para motos, pero ni así.

Un poco complicado aparcar aquí

Encontramos un sitio entre unas motos y cuando metemos la nuestra, nos aparece un señor de una tienda de enfrente, una sastreria y nos dice que no podemos aparcar allí, que eso es solo para motos eléctricas y que nos las llevaría la grúa. Ante la cara que ponemos nos dice que si queremos, que podemos dejar la moto dentro de la sastreria (para flipar) pero que tenemos que llevarla antes de que cierre… Le decimos que muchas gracias, que es muy amable pero que declinamos su invitación, que seguiremos buscando. Finalmente mal aparcamos en una callejuela y empezamos a caminar por Florencia.

Que decir de Florencia, preciosa pero atestada de turistas, imposible sacar fotos sin dos mil personas alrededor, pero con un encanto único, como la mayoría de las ciudades de esa zona.

 Il Duomo (con poca gente)
 Eso si que son helados
 Menos mal que había un cartel que ponía “prohibido sentarse”
 El Ponte Vecchio (lo que llovió en el Monasterio de Piedra, debió venir para aquí)
 Haciendo un poco de “patria” con la sudadera
 Un carabiniere
 Aunque yo casi prefiero a la “Municipale”
 Interior del Ponte Vecchio
 Si lleva eso en una bici, que llevaría en una moto?
 Mercado en Florencia, todo bien colocadito, ¿no?
Había que dejar constancia de que íbamos en moto
 Había que dejar constancia de que íbamos en moto

Finalizamos el día, cenando en el Bungalow del camping y descansando placidamente después de casi 48 horas sin dormir.

Día 18 de mayo. Siena, Pisa, Lucignano, Monteriggioni y San Gimignano. 323 Kms

Madrugamos bastante y después de desayunar emprendemos la marcha. Hoy toca de todo un poco, visitas monumentales y un poco de kilometrada.

Partimos hacia un pequeño pueblo, Lucignano. Hay que decir que los Italianos son un poco peligrosos conduciendo (el calificativo seria otro, pero esto lo pueden leer niños….). El que circula por la izquierda no tiene prioridad, es decir, tu vas por una autovía a 130 y el que va delante si tiene que adelantar ni mira si viene alguien, ni pone intermitente ni nada, el se mete a lo suyo y punto. La verdad es que es un poco peligroso circular así, mas que nada porque se te puede meter un elemento de estos a 70 por hora y el susto y el frenazo puede ser antológico (si no pasa a mayores, claro esta). Después dicen que los de las motos vamos como locos……..

Después de una bonita ruta, llegamos a Lucignano

Lucignano es como una pequeña villa, enteramente de piedra, todo en cuesta con callejones estrechos y dominado en su parte mas alta por una iglesia. Aparcamos sin problemas (cosa rara) , pero el problema estuvo al salir, sin darme cuenta aparque en la salida de un colegio y cuando quisimos marchar….. salieron todos los niños, con sus correspondientes padres, los coches de los padres y el autobús del cole….

La entrada al pueblo
 Sus calles estrechas

 

 

 La iglesia
 Bonito buzón

Y el coche de la Polizia Municipale. Esta era una chica, pero a diferencia de la policía de la otra foto, esta era coja (verídico) O sea, que si con el coche ya no anda mucho, como para ir corriendo detrás de alguien por un prado.

Desde aquí arrancamos a Siena

Llegamos a Siena, aparcamos, complicado también, tanto por la escasez de sitio como por la orografía del terreno (en la próxima foto lo entenderéis) y nos ponemos a caminar.

 Por esto decía lo de la orografía.
 Cualquier rincón es bonito
 La Torre del Mangia y el Palazo Pubblico
 La Piazza del Campo, la plaza esta totalmente inclinada como se aprecia en la foto
 Todo liso y llano…
 Creo que esta chica vendía crece pelo o algo así…
  El Duomo de Siena

Comemos un poco de pizza en Siena y arrancamos. La opción de la pizza al taglio (al corte) en Italia es de las mejores tanto en calidad como en precio. Comer en Italia es caro, beber es para ricos, con lo que las pizzas son una opción mas que valida, además de que las tienen de mil maneras y están todas buenas (las pizzas eh…). Nos vamos a Monteriggioni.

Monteriggioni es un pequeñisimo pueblo medieval amurallado que esta en lo alto de una colina. Por dentro no se puede circular ni en coche ni en moto, lo único andando.

La verdad es que la visita aquí es realmente corta, ya que el pueblo es la plaza de armas y poco mas.

Desde aquí el penúltimo punto de hoy, San Gimignano

Este, es un pequeño pueblo amurallado de origen medieval, erigido en lo alto de las Colinas de la Toscana. En los pueblos amurallados toscanos de la época medieval, las familias adineradas competían entre sí con la erección de torres más altas, que simbolizaba más poder y riqueza, y a la vez las torres servían como hostales y fortalezas. Yo le encontré parecido con Santillana del Mar, en Cantabria. No por las torres, sino por alguna de sus calles y plazas.

 

 Esta calle es del estilo de Santillana
 Y esta es la plaza, que se parece a la de Santillana, donde esta la iglesia, mirando desde esta.

Partimos de San Gimignano y nos dirigimos a nuestro ultimo destino de hoy. Pisa.

¿Qué contar de Pisa? Además del Duomo y de la Torre Inclinada, pues poquito mas. algún que otro edificio bonito (como en toda la zona) el paseo bordeando el rio y no mucho mas…

 Y desde aquí de vuelta  al Camping, haciendo antes una parada en Florencia para sacar alguna foto nocturna, cenar e irnos a dormir. Se acaba nuestra estancia en La Toscana.

Os dejo para despedirnos de La Toscana, una imagen de Florencia desde la terraza del Camping

Llevamos 1.625 Kms

Próximo destino: Venecia

Desafío Europa 2010 (III): la Toscana
5 (100%) 3 votes

Deja un comentario