Helge Pedersen 2


En 1982 un joven noruego de 27 años abandonó su Kristiansand natal  después de haber vendido todo lo que no podía llevar a lomos de su BMW R80 GS a la que llamó Olga. No tenía ninguna meta en particular y ni tan siquiera sabía cuando volvería o, incluso, si lo haría alguna vez; solo lo acompañaba una enorme curiosidad y el deseo insaciable de aprender todo lo que la vida pudiera enseñarle.

Cruzando el Tapón de Darien

Cruzando el Tapón de Darien

Así empezó a forjarse la leyenda de Helge Pedersen, así fue el inicio del famoso viaje que le hizo recorrer más de 400.000 kilómetros a lo largo y ancho de todo el planeta durante los siguientes 10 años; 77 países y algunas de las más inhóspitas zonas del mundo en una época en que cruzar fronteras podía suponer uno de los mayores desafíos a los que un viajero podía enfrentarse fueron testigos de su paso: cruzó China, viajó por una Unión Soviética en pleno desmoronamiento, formó parte de un convoy del ejercito keniano para escapar de los ataques de la guerrilla somalí, fue testigo desde su pequeña tienda de campaña de la erupción del volcán Sakurajima en Japón, estuvo detenido y encarcelado en Yemen mientras las autoridades averiguaban quién era en realidad ese tipo montado en moto, se levantó una buena mañana rodeado de cocodrilos de agua salada en el Parque Nacional de Kakadu en Australia, fue la primera persona que consiguió atravesar esos 80 kilómetros de selva impenetrable conocidos como el Tapón de Darien que sigue siendo, hoy día,el obstáculo que impide la comunicación terrestre entre Colombia y Panamá, entre América del Sur y América Central…

Frontera pakistaní

Frontera pakistaní

De regreso a Noruega en 1992, reflejó toda esta experiencia  en un libro: Ten Years on Two WheelsHa publicado reportajes fotográficos en medios como National Geographic, Time, New York Time o Discovery Travel dirigiendo, desde 1998, su propia empresa dedicada a los viajes en moto de larga duración: GlobeRiders.

 

Helge Pedersen
5 (100%) 5 votes


Deja un comentario

2 thoughts on “Helge Pedersen