Marruecos según Mc Bauman (VIII): la avería. 1


Por Mc Bauman.

(© de las fotografías y el texto: Mc Bauman.)

MARRAKECH- RABAT:  351 kms

El día de autos era sábado. Debíamos llegar para dormir a Ceuta, algo más de 600 kms, para cruzar el estrecho el domingo a primera hora, hacer 700 kms hasta Denia y coger el barco para Ibiza y así trabajar el lunes temprano.

Así que nos fuimos nuevamente a la plaza Jemaa el-Fna a pasar la mañana. “prisa mata amigo” 😉

Allí descubrimos que no quedaba nada de lo que habíamos visto la noche anterior pero aún así el espectáculo era grandioso…

© Mc Bauman - Marruecos según Mc Bauman

© Mc Bauman – La noche antes

© Mc Bauman - Marruecos según Mc Bauman

© Mc Bauman

Encantadores de serpientes, adivinos, iluminados, timadores, los famosos aguadores de Marrakech, puestos y puestos de naranjas, limones y pomelos (qué riiiiiiiiiiiiiiiiicos), vendedores de hachis, etc, etc. Y todos, todos, pedían una propina por cada foto disparada.
© Mc Bauman - Marruecos según Mc Bauman

© Mc Bauman

© Mc Bauman - Marruecos según Mc Bauman

© Mc Bauman

© Mc Bauman - Marruecos según Mc Bauman

© Mc Bauman

© Mc Bauman - Marruecos según Mc Bauman

© Mc Bauman – efectivamente, es lo que parece

© Mc Bauman - Marruecos según Mc Bauman

© Mc Bauman- Trainera de despedida

Y nos fuimos.

Salir de Marrakech fue uno de los momentos más alegres del viaje, y eso que comenzaba uno de los más tristes.

Toda la salida la hicimos tocando la bocina las cuatro motos, saludando a todo el mundo, entonando canciones grito en boca, poniéndonos a rueda de algún ciclista… divirtiéndonos.

Pero así empezó el viaje de vuelta, el regreso a casa… jo!

La vuelta no merecería mayor comentario que la autopista no es muy divertida en Marruecos. Ni el paisaje es muy bonito en esa zona. Ni el ánimo era el mejor.

Así las cosas la más pequeña de las monturas, la 650 decidió pararse en el arcén. Lo hizo pocos kms después de repostar así que nos temimos que nos hubieran puesto demasiada agua en la gasolina.

Vaciamos el depósito y le pusimos gasolina de otra moto que había repostado en otro surtidor.

Nada.

Para no variar aparece andando por el arcén de la autopista un marroquí.

Por primera vez, no nos dice ni hola.

Intentando arrancar nos quedamos sin batería.

Cargamos la batería con las pinzas que me había dejado Jaume (gracias 😉

Sigue sin arrancar.

Llamamos por teléfono a un mecánico portugués de confianza.

Nada.

Llegan dos marroquíes con una grúa

No consiguen nada.

Se avecina la noche.

Nada.

Se hace de noche.

Montamos la moto en la grúa.

Hago dos fotos

© Mc Bauman - Marruecos según Mc Bauman

© Mc Bauman

© Mc Bauman - Marruecos según Mc Bauman

© Mc Bauman

Nos llevan hasta Rabat.

Festivo y de noche… nada

Pensando en la paliza que me espera el día siguiente me quedo dormido en la acera utilizando el sillín de la moto como almohada.

Cuando me despiertan (esta me la pagas Black) la moto sigue sin arrancar y además hay un policía (bmw) que había sido mecánico.

A pesar de todo, nada.

Finalmente, a eso de las 3 de la mañana decidimos que es mejor ir a planchar la oreja a un hotel.

Los señores de la grúa conocen uno.

Retrocedemos 15 kms.

Nos llevan a un local, junto a una playa, en el que la música suena más alta que en un concierto de Bruce, en el que hay señoritas de dudosas costumbres y en el que nos quieren cobrar 150 € por pasar la noche.

Mientras voy pensando en lavarme los dientes, miro cuánto dinero me queda y me voy olvidando de dormir, Rui tiene unas palabras con nuestros guías. En varios idiomas (Elisa y Rui hablan perfectamente castellano, francés e inglés) (y portugués) les explican la diferencia que encontramos los europeos entre ir a dormir (aunque sea sábado) e ir de putas.

A regañadientes nos llevan a otro hotel mucho más aburrido y barato en el que un conserje bastante feo y antipático no quiere regatear.

Ya eran las 4 de la mañana pero yo insistía en llegar a las 19 a Denia y Black insistía en acompañarme así que nos acostamos al llegar mientras los lusos hacen alguna maniobra más.

Apenas dormimos 4 horas y…

Marruecos según Mc Bauman (VIII): la avería.
5 (100%) 2 votes


Deja un comentario

Un comentario en “Marruecos según Mc Bauman (VIII): la avería.